lunes , 18 noviembre 2019

DICHOS MAL DICHOS…

Por: Azucena Salazar Pineda

Dichos mal dichos…
“Árbol que nace torcido nunca su rama endereza”.

Regularmente utilizamos este dicho para condenar a la gente a que no pueden cambiar, que estarán torcidos en sus actitudes o sin conocimientos.

Está comprobado en investigaciones que las palabras y frases tienen mucho poder e impactan hasta un 80 % en nuestro crecimiento personal y laboral. Si este “dicho mal dicho” se repite con frecuencia a nuestros cercanos se pueden convertir en el efecto Pigmalión pero de manera negativa.

“La historia de Pigmalión tiene su origen de la mitología griega, se cuenta que era un escultor que se enamoro de una de sus esculturas, él la trataba como si está fuera una mujer viviente, le hablaba todos los días de su amor por ella, tan fuerte fue su deseo que una diosa vio su gran pasión de Pigmaleón que logro conmoverla e instarla a darle vida a su escultura.”

Cuidemos lo que decimos ya que un dicho se puede volver un arma letal en potencia que evita el desarrollo de nuevos proyectos, decirte a ti mismo o escuchar que la gente cercana te diga que no puedes mejorar algún rasgo de tu vida por tu genética, edad, sexo, y cultura es una enorme etiqueta que marca para siempre a miles de personas de forma negativa.

La buena noticia es que la neurociencia en sus investigaciones ha demostrado que el cerebro es sumamente plástico, esto quiere decir que es capaz de aprender conocimientos nuevos y que puede desaprender los conocimientos que son una carga negativa en nuestro desarrollo, hoy puedes tomar el reto de atreverte a cambiar, si antes de leer este artículo tú habías considerado que tienes torcido tú aprendizaje, hoy es el momento de poner manos a la obra en tu vida, tú eres el responsable de tus acciones cambia lo que no te agrada y fortalece lo que consideras positivo.

Vea también

Empresa contratada por Capaseg tiene retrasos en el sistema Lomas: Capama

Mantendrá la paramunicipal los bombeos para garantizar agua en la zona hotelera y Diamante de …