Miércoles , 17 octubre 2018

IMSS GUERRERO REGISTRA SEIS PROCURACIONES DURANTE EL 2018

Acapulco, Gro; 06 de junio de 2018 (CA).- En lo que va del año, la delegación Guerrero ha concretado seis procuraciones de órganos y tejidos –cuatro de ellas multiorgánicas-. Los órganos y tejidos son: 12 córneas; tres hígados; ocho riñones, un corazón y válvulas cardiacas. En total han sido trasplantados 34 pacientes.

Ahora con 48 años de edad, la señora Solfina reiteró la importancia de que los pacientes renales en etapa de diálisis y hemodiálisis “pierdan el miedo y tengan fe”, ya que como a ella, “se les puede cambiar la vida” y recibir un trasplante de riñón que les permita mejorar su salud y mejorar su calidad de vida.

En la conmemoración del Día Mundial de los Pacientes Trasplantados, este 06 de junio, el Instituto Mexicano del Seguro Social (IMSS) informó que de enero a mayo, la Delegación Guerrero ha enviado 60 pacientes para protocolo de trasplante renal en el CENATRA.


A nivel nacional, el CENATRA tiene un registro de 21 mil pacientes en espera de un órgano, 13 mil de ellos en espera de un riñón, por lo que se insiste en crear una conciencia de la importancia de la donación, y notificar a nuestros familiares esta decisión, explicó el coordinador Hospitalario de Donación de órganos y Tejidos con fines de Trasplante del Hospital General Regional (HGR) N° 1 Vicente Guerrero, Anwar Hernández Paz y Puente.

Hernández Paz y Puente explicó que el cuerpo de un solo paciente puede beneficiar hasta 126 personas, por los órganos y los tejidos que se pueden donar, reiterando la importancia de esta acción para salvar la vida de unos y mejorar la de otros.


En 2016, la señora Solfina Soto, ama de casa, originaria de Acapulco, fue trasplantada de un riñón en el Hospital de Especialidades del Centro Médico Nacional (CMN) Siglo XXI, del IMSS en la Ciudad de México, luego de cinco años de estar en protocolo de trasplantes en el Centro Nacional de Trasplantes (CENATRA).

Tras dos años de esa intervención quirúrgica que le cambió la vida, tanto la paciente como su familia, han decidido, llegado el momento, convertirse en donadores de órganos y tejidos, “para ayudar como a mí me ayudaron”.

La paciente, explicó que durante su primer embarazo le fue diagnosticado síndrome nefrótico, sin embargo no registró mayores complicaciones. A los 41 años de edad,  comenzó con cansancio extremo, mareos y “escamación” de la piel.

Aún sin un diagnóstico médico, la paciente consideró la posibilidad de un embarazo, mismo que fue descartado por los especialistas, que al realizar los estudios pertinentes, indicaron que padecía insuficiencia renal, por lo que era necesario iniciar un tratamiento de hemodiálisis en Unidad de Medicina Familiar (UMF) N° 29 con Unidad de Médica de Atención Ambulatoria (UMAA), ubicada en Acapulco.

Al no contar con un familiar que le donara en vida, los médicos iniciaron el protocolo ante el CENATRA. Al primer año de su inscripción recibió una llamada pero resultó incompatible con el órgano; posteriormente fue notificada que recibiría trasplante resultando compatible en esta ocasión.

“Las personas que donan órganos, están cumpliendo un mandato, ha cambiado todo para bien, volví a nacer, ahora estoy renovada”, contó la derechohabiente.

Vea también

VISITA PRÓXIMO SECRETARIO DE SALUD FEDERAL INSTALACIONES EN ACAPULCO

Acapulco, Gro., 13 de octubre de 2018.- El secretario de Finanzas y Administración (Sefina), Tulio …